Apnea del sueño: ¿cómo podemos combatirla?

Apnea del sueño - Clínica Cemeq

Existen trastornos respiratorios que pueden llegar a ser peligrosos y graves para las personas, una de esas anomalías es la apnea del sueño. Es necesario que le prestes atención a esta situación, especialmente si roncas sonoramente y llegas a sentir cansancio incluso después de dormir durante toda la noche.

Si sospechas que puedes tener apnea del sueño, es recomendable que consultes con un médico, ya que un tratamiento oportuno y eficaz puede ayudarte a prevenir problemas cardíacos y otras futuras complicaciones. En la Clínica Cemeq queremos que conozcas todas las implicaciones de sufrir este problema relacionado con los ronquidos.

¿Qué es la apnea del sueño?

Conocemos la apnea del sueño como un trastorno que genera interrupciones momentáneas y muy seguidas de la respiración de una persona en el momento de dormir.

Esta anomalía trae consecuencias muy negativas en la calidad del sueño de la persona que la padece y también afecta a la tranquilidad de quienes están cerca. Uno de los síntomas más representativos de la apnea, son los ronquidos fuertes y sonoros.

La buena noticia es que este trastorno del sueño tiene solución y en este artículo te daremos más detalles sobre lo que ocurre con las personas que padecen el síndrome de apneas e hipopneas durante el sueño, también llamado SAHS.

La principal diferencia entre ambas anomalías es que la primera consiste en el cierre extremo de las vías respiratorias, mientras que la segunda genera un cierre parcial no tan extremo.

¿Cómo se clasifica la apnea del sueño?

El SAHS se clasifica en dos tipos:

  1. Apnea obstructiva del sueño

Esta modalidad de apnea es conocida por sus siglas AOS y es la tipología más frecuente, dentro de este conjunto de anomalías.

La persona que padece apnea nocturna siente continuas pausas en su proceso respiratorio con una duración de, al menos, 10 segundos cuando está durmiendo. Esto ocurre porque las vías respiratorias se estrechan o bloquean completamente, dificultando la posibilidad de que el aire necesario llegue en suficiente cantidad a los pulmones. Es así como el poco oxígeno que llega a entrar lo hace con bastante dificultad causando los ronquidos.

También ocurre que cuando los pulmones no están recibiendo el aire necesario para trabajar y se baja la concentración de oxígeno, la persona inconscientemente se despierta de su sueño y con la necesidad de despejar las vías respiratorias, de forma general, tosiendo. Este intento desesperado por respirar causará un sonido similar al que puede hacer una persona cuando se ha atragantado con alimentos.

Estos episodios ocurren normalmente cuando el afectado está en la etapa más profunda del sueño. La respiración vuelve a ser normal cuando el sueño se vuelve más ligero, siguiendo de esta manera el ciclo respiratorio hasta que se repita el nuevo episodio de apnea al alcanzar el sueño profundo.

  1. Apnea del sueño central

En este tipo de apnea el trastorno se origina en el cerebro, ya que no envía las órdenes que requieren los músculos para generar el proceso respiratorio. Se deduce que esta apnea no es causada por obstrucción en las vías respiratorias. La apnea del sueño central es frecuentemente diagnosticada en pacientes con enfermedades cardiovasculares, infecciones o con tumores cerebrales.

¿Quiénes sufren más la apnea del sueño?

De acuerdo con cifras médicas basadas en estudios científicos de la Universidad de Navarra, esta enfermedad se cataloga como del sueño frecuente, y afecta a un sector importante de la población: observamos que afecta al 6 % de hombres y al 4 % de mujeres en edad adulta media, prácticamente 2 millones de personas en España sufren de esta anomalía.

También aseguran que a medida que las personas van envejeciendo, la apnea tiende a hacerse mucho más común, aunque no hay que olvidar que también existe la apnea infantil.

En personas mayores de 65 años las cifras de afectados por apnea aumentan a un 25 % de la población española. Siendo la apnea infantil, tanto en bebés como en niños, la de menor frecuencia, afectando a un porcentaje mínimo de entre un 1 % y un 3 %.

También es importante señalar que existe la apnea del bebé recién nacido o apnea del neonato, la cual debe consultarse con un pediatra especializado.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

Hasta hace unos años la única manera de diagnosticar la apnea era con la realización de un estudio del sueño dirigido en la unidad de trastornos del sueño. En la actualidad la prueba más fiable es la polisomnografía del sueño, la cual consiste en registrar las variables mientras duermes, identificando las interrupciones y descubriendo así la calidad del sueño de la persona.

También se pueden realizar estudios más básicos como la poligrafía respiratoria, que consiste en registrar y analizar las variables respiratorias y cardíacas.

¿Qué relación existe entre la apnea del sueño con la salud dental?

Muchos estudios innovadores han dado más luz en la forma del diagnóstico de la apnea del sueño. Incluso es posible que el odontólogo sea el primero en detectar este trastorno del sueño en alguno de sus pacientes, ya que, según estudios publicados en revistas médicas, se ha determinado que existe una relación profunda entre la AOS y el desgaste dental.

Después de analizar el sueño de 30 pacientes, fue posible encontrar una asociación estadísticamente importante entre el tipo de gravedad de la apnea y el desgaste de las piezas dentales de los pacientes.

Según el Estudio de Salud Bucodental 2017 elaborado por Sanitas, ratifica esta íntima relación entre la apnea y la salud bucodental, afirmando que el desgaste de las piezas dentales, la sequedad oral conocida como xerostomía, y el bruxismo están ligados a estas alteraciones respiratorias nocturnas.

¿Cuáles son los síntomas principales de la apnea del sueño?

Para nadie es un secreto que todos los trastornos del sueño provocan mala calidad en el descanso y perjudican notablemente nuestra salud y vida. En consecuencia, la AOS es catalogada por los médicos como un trastorno crónico.

Además de los ya famosos ronquidos sonoros, la apnea del sueño presenta variados síntomas que causan los problemas en el sueño de los pacientes:

  • Cansancio matutino: La persona tiende a despertarse en las mañanas con sueño, como si no hubiese dormido durante la noche.
  • Interrupciones del sueño: En repetidas ocasiones el afectado sufre interrupción de su sueño con una sensación de ahogo.
  • Cambios de humor y somnolencia: Es común que quien la padece tenga mal humor durante el día, ya que siente un cansancio acumulado sin razón, además de la somnolencia que puede darse fruto del miedo a esas sensaciones de ahogo.
  • Dolores de cabeza: Suele ocurrir que la migraña haga su aparición, acompañada también de momentos de pérdida de memoria corta y falta de concentración.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar apnea del sueño?

Como ya hemos señalado anteriormente, la apnea del sueño se origina sobre todo por la obstrucción de las vías respiratorias. El bloqueo de las vías respiratorias puede causarse por amígdalas o lengua grande, también por exceso de tejido graso en la garganta, paladar escurrido o relajación de los músculos bucales.

Entre otros factores que también pueden ser origen de la apnea del sueño, encontramos el sobrepeso y la obesidad, tener un historial familiar con antecedentes de apnea del sueño, acostumbrarse a dormir siempre boca arriba, ingerir medicamentos que causan relajación de los músculos de la boca y el excesivo sedentarismo.

No se puede pasar por alto que ciertas anomalías respiratorias también pueden ser generadoras de la apnea del sueño, tales como las alergias, sinusitis y tener el tabique desviado.

¿Qué tratamientos existen para la apnea del sueño?

Entre los diferentes tratamientos contra la apnea del sueño destacamos:

  1. OrthoApnea

Consiste en un aparato intraoral compuesto por dos férulas unidas con un tornillo. El aparato ayuda al adelantamiento del maxilar y facilita el paso del aire.

De esta manera se normaliza el ciclo respiratorio y se contribuye a que los ronquidos disminuyan durante la noche. El objetivo de OrthoApnea es facilitar el sueño adaptándose a la comodidad de cada persona, sin generar problemas en los movimientos para beber agua e incluso hablar.

  1. Presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP)

CPAP es un aparato cuya utilización es para los casos más graves de apnea.

Si la interrupción de la respiración en el sueño de una persona es muy constante a cada minuto, el médico determinará que este es el método necesario para tratar esta anomalía.

El CPAP nocturno trabaja suministrando oxígeno a la persona de manera constante, obligando a las vías respiratorias a que se mantengan abiertas. Su uso es exclusivamente nocturno en las horas de sueño.

  1. Llevar una vida saludable

Los cambios de hábitos en tu rutina diaria también pueden favorecer y contribuir positivamente en la apnea del sueño, como practicar ejercicio diario, evitar bebidas alcohólicas y evitar fumar.

Centro Médico Quirúrgico CEMEQ: tu mejor aliado contra la apnea del sueño

En el centro médico y quirúrgico CEMEQ contamos con especialistas dentales y estéticos altamente cualificados para resolver tanto los problemas bucodentales como en el cambio de tu imagen con tecnología de vanguardia.

Si crees que padeces apnea del sueño y que puede perjudicar tu salud bucodental… ¡No te preocupes! Solicita tu 1ª consulta gratuita y estudiaremos tu caso. Nuestros profesionales están esperando para brindarte el servicio médico que mereces. ¿A qué estás esperando? Te esperamos en nuestro Centro Médico y Quirúrgico en Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *