Gingivitis: qué es y cómo tratarla

gingivitis-tratamiento

La placa dental, tanto en su forma calcificada como en su forma líquida, contiene restos de comida y bebidas, así como una cantidad importante de microorganismos nocivos, que pueden causar problemas importantes en nuestros dientes y encías, llegando incluso a afectar sus estructuras y producir consecuencias no deseadas. A continuación, te explicamos una de las alteraciones más comunes relacionadas con la presencia de bacterias: la gingivitis.

¿Qué es la gingivitis?

El término gingivitis proviene de la partícula griega gingiua, que hace referencia a la encía, así como por el sufijo itis, que deriva del latín y se refiere a inflamación; por ello, se entiende que el uso del término describe “encía inflamada”. Si bien existen diversas afecciones que pueden inflamar estos tejidos, la gingivitis se caracteriza por surgir como consecuencia del cúmulo de sarro en el límite de la encía.

Como su etimología indica, esta enfermedad provoca que las encías se aprecien ligeramente más gruesas. Otro signo muy común en este marco es el enrojecimiento de dicho tejido blando como consecuencia del cuadro infeccioso generado por las bacterias involucradas. Sin embargo, el indicador más común de su presencia es el sangrado moderado o abundante al momento de cepillarnos.

En paralelo, es común que se presente halitosis (mal aliento) como producto del metabolismo bacteriano y la afectación de los tejidos bucales, la cual no desaparece tras el cepillado dental. Dependiendo del progreso de la enfermedad, es probable que se destruyan partes de la encía, haciendo que los dientes se vean más largos y que aumente la sensibilidad ante alimentos y bebidas muy frías o calientes.

Los datos de la prevalencia de esta afección gingival en España son alarmantes. De hecho, se estima que 9 de cada 10 españoles han sido afectados por ella, así como que cerca de un 40% de los adultos mayores de los 35 años han desarrollado periodontitis. Según diversos profesionales de la salud oral, estas cifras dejan en evidencia numerosas carencias en materia de higiene.

¿Qué puede provocar la gingivitis?

Esta enfermedad debe tratarse lo más pronto posible para lograr evitar las complicaciones que puede traer, entre las que encontramos:

Periodontitis

Se estima que, si la gingivitis no se trata a tiempo, puede degenerar en una condición muy peligrosa para tu salud dental como es la periodontitis, la cual tiene carácter crónico y podría llevar al aflojamiento y caída de dientes.

A diferencia de la gingivitis, la periodontitis involucra la formación de sarro debajo de la línea de la encía, haciendo que esta se separe de las raíces dentales. Esta última afectación suele generar unos característicos sacos o protuberancias en las encías conocidos como sacos periodontales, los cuales pueden permitir el ingreso de una mayor cantidad de bacterias y la destrucción de los elementos de sujeción.

Caries

También es frecuente que los pacientes que cuentan con gingivitis puedan llegar a desarrollar caries, enfermedad que puede provocar surcos en los dientes, destruir sus núcleos e incluso llegar a infectar el hueso al que se anclan esas piezas. Esta afección es la más común y la que tiende a motivar las visitas a los odontólogos.

Si las caries se tratan a tiempo, pueden preservarse los dientes y revertir el daño causado mediante la aplicación de sustancias de relleno. No obstante, si la infección se extiende fuera de control, es probable que deban realizarse exodoncias (extracción dental) para evitar que se generen más daños sobre las demás estructuras orales y la salud general.

Alteraciones sistémicas

La infección bacteriana que se produce en el contexto de la gingivitis no solo representa una fuente de consecuencias nocivas para tu salud bucal, sino que además puede convertirse en el origen de otras enfermedades importantes que pueden recaer sobre órganos distantes. Esto ocurre cuando la infección se abre paso a través de los tejidos blandos y de allí ingresa al torrente sanguíneo.

Al viajar en la sangre, es posible que los patógenos puedan infectar a una gran variedad de estructuras importantes e, incluso, vitales. Ha ocurrido en algunos casos que una gingivitis no tratada adecuadamente ha producido enfermedades cardíacas severas, llegando a causar la muerte del afectado, así como complicaciones pulmonares de gran magnitud.

Tratamiento para la gingivitis

El especialista en periodoncia o periodoncista será el encargado de diagnosticar el grado de gingivitis. Al aplicar medidas destinadas a eliminar la gingivitis en sus primeras fases estaremos creando las condiciones adecuadas para mejorar las perspectivas de recuperación, disminuyendo con ello la posibilidad de que surjan otras enfermedades relacionadas con ella.

Antes de aplicar cualquier medida, el especialista tratante deberá hacer una revisión profunda de tus condiciones bucodentales, a fin de determinar si padeces dicha enfermedad. Esto normalmente se podrá hacer mediante la observación simple de tus encías y las bases dentales, pero en otras ocasiones también puede ser necesario hacer una exploración del área interdental con instrumentos específicos.

Si se determina que padeces los signos de la enfermedad, es probable que en tu primera consulta se te apliquen las acciones terapéuticas necesarias para mejorar tu salud bucodental:

Limpieza dental

El tratamiento por excelencia para eliminar las bacterias causantes de la gingivitis se conoce como limpieza dental profesional. La misma consiste en el detartraje (eliminación del sarro y la placa que se ubica en la superficie del diente), mediante un raspado meticuloso de las caras internas y externas de cada pieza dental.

Para lograr esto se suelen emplear instrumentos sanitarios específicos, manuales o electrónicos, cuyas puntas deberán entrar en contacto con la placa bacteriana mineralizada, haciendo que esta se fracture y sea eliminada del diente y sus áreas cercanas. En este proceso, además de tallar los contornos de cada pieza dental, se deberá recorrer el contorno de la encía, pues en esta área suelen acumularse bacterias con bastante frecuencia.

Adicionalmente, el profesional tratante podrá emplear sedas o hilos dentales para explorar los espacios existentes entre los dientes, quitando de este modo la placa que suele alojarse en ellos.

Este procedimiento debe llevarse a cabo por profesionales en el área de salud dental para conseguir los resultados deseados, así como evitar daños sobre tu tejido gingival y otros componentes anatómicos de la boca.

Acciones posteriores a la limpieza dental profesional

Una vez que se haya eliminado toda la evidencia del sarro, se utilizará un instrumento sanitario que pulirá los dientes, eliminando de este modo algunas manchas que puedan presentarse en el esmalte, tales como las derivadas del consumo de café o de otras sustancias como el tabaco.

Luego se aplicará un gel a base de flúor sobre la dentadura del paciente que permitirá remineralizar la capa externa de cada pieza; además de que se emplearán colutorios para desinflamar la encía.

Por último, el odontólogo recomendará un conjunto de cuidados a seguir para una rápida y satisfactoria recuperación, junto con las medidas de higiene adecuadas para preservar tus dientes limpios y sanos por más tiempo.

Especialistas en periodoncia

En la Clínica dental en Valencia CEMEQ sabemos que tu salud oral es muy importante, por lo que te ofrecemos los mejores tratamientos odontológicos y ortodóncicos, los cuales son ejecutados con compromiso y dedicación por parte de nuestros experimentados profesionales, empleando los equipos de diagnóstico y tratamiento más avanzados.

Como ya han dejado suficientemente claro las campañas odontológicas llevadas a cabo en distintos medios de comunicación a través de la historia, la correcta higiene bucodental es la mejor forma de evitar infecciones y enfermedades frecuentes que pueden presentarse en nuestra boca y causar consecuencias graves, incluso sobre nuestra salud general.

En tal sentido, resalta la relevancia del uso correcto del cepillo dental tradicional, siguiendo los patrones indicados por los especialistas; junto con sustancias antibacterianas, tales como la pasta dental y enjuagues bucales, así como que también resulta indispensable utilizar correctamente dispositivos de limpieza interdental.

Adicionalmente, se ha alertado sobre la importancia de visitar con frecuencia al odontólogo para hacer un seguimiento riguroso de la salud oral del paciente, además de efectuar limpiezas profesionales con la intención de eliminar los cúmulos de placa calcificada que suelen ubicarse entre nuestras piezas dentales, los cuales no suelen ser limpiados adecuadamente mediante métodos caseros. ¡Contáctanos y disfruta de una sonrisa más atractiva y sana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *