Llagas en la boca o aftas bucales

Llagas-boca

Las llagas en la boca o aftas bucales son una de las heridas más incómodas. Te contamos sus causas y posibles tratamientos.

¿Qué son las llagas en la boca?

La proliferación de pequeñas lesiones o úlceras en la boca es una afección común que puede resultar muy dolorosa y que, en ocasiones, puede obstaculizar de manera determinante procesos como el masticar alimentos y tragarlos, así como otros en los que participe la mucosa bucal. Por lo general, estas llagas suelen venir acompañadas de inflamación y enrojecimiento de los tejidos cercanos.

Para identificar una llaga bucal puede bastar con observar detenidamente la zona que se siente alterada y comprobar si han surgido una o más estructuras blanquecinas o ligeramente amarillentas, de bordes claramente definidos y rodeadas de tejido enrojecido y brillante. La llaga puede aparecer en la parte interna de la boca, en los labios y/o en el inicio de la garganta. A pesar de que resulta fácil de reconocer, su origen sí que puede ser difícil de determinar.

Por lo general, estas úlceras suelen tener forma redondeada u ovalada, con un centro hendido. La forma y color de la lesión viene determinada por la liberación de fibrina, componente muy común en los coágulos de sangre. Su diámetro suele ser muy reducido, tendiendo a ocupar entre dos y cinco milímetros, pero se han documentado casos poco frecuentes en los que dichas medidas son superadas por mucho. Las llagas suelen aumentar su tamaño progresivamente, desde las primeras veinticuatro horas hasta la semana de su aparición.

Así mismo, se ha comprobado que la mayoría de dichas estructuras suelen desaparecer por sí solas al transcurrir un período máximo de diez días, siendo posible que lo hagan mucho antes. No obstante, dependiendo del desencadenante que haya producido su aparición, es probable que duren más tiempo y que puedan presentarse varias veces en la vida de una persona. En estos últimos casos, será necesario acudir al médico.

Causas de las llagas en la boca

El término “llaga” o “úlcera” puede hacer referencia a una variedad de formaciones que se asemejan mucho en aspecto entre ellas, pero que pueden ser producidas por un sinfín de condiciones distintas. A continuación te indicamos qué circunstancias pueden promover su aparición:
Aspectos físicos
En este aspecto, algunas llagas bucales pueden provenir de consecuencias mecánicas como, por ejemplo, por la presión ejercida sobre la parte interna de la mejilla cuando accidentalmente la mordemos. Por otra parte, tenemos que el roce entre el tejido blando bucal y algunos aparatos odontológicos o cepillos de dientes pueden producir las mismas consecuencias. Por último, cuando los dientes naturales o protésicos cuentan con superficies ásperas, suelen llevar al mismo desenlace.
Reacciones alérgicas
Estas llagas bucales que aparecen de repente también pueden estar asociadas a hipersensibilidades (alergias) ante determinados compuestos químicos o microorganismos. En este sentido, es común que afloren ante la exposición a alérgenos tales como: chocolate, huevos, fresas, quesos, frutos secos, lácteos, café, alimentos picantes o ácidos, así como algunos ingredientes de dentífricos.

Por otro lado, existen bacterias que proliferan en las cavidades bucales cuando no se siguen las medidas recomendadas de higiene bucal. Estas bacterias son las que también pueden generar esta reacción de la que hablamos en algunos individuos, aunque no es muy común.
Infecciones virales
Existe una gran cantidad de virus que pueden llegar a formar llagas en la boca, pero, probablemente, el más conocido en todo el mundo es el virus del herpes simple, el cual se relaciona con las calenturas labiales o herpes bucal. El referido patógeno se transmite entre seres humanos con facilidad y genera brotes en los que aparecen lesiones en los labios (caras internas y externas) y en partes del rostro.

A pesar de que hasta el momento no existe un medicamento que elimine completamente el virus antes indicado, sí que se puede tratar para acelerar los tiempos de curación en el paciente y evitar las reincidencias.
Tabaquismo
Según diversos enfoques científicos, el consumo de productos derivados del tabaco (cigarrillos y puros, entre otros) genera con mucha frecuencia úlceras bucales debido a sus propiedades irritantes, desecantes y cancerígenas. No obstante, hay varios especialistas que apuntan a que la suspensión del hábito de fumar puede ser responsable de la aparición de estas lesiones, puesto que el tabaco fomentaría la queratinización de la mucosa bucal.
Alteraciones sistémicas
Como hemos comentado al inicio, es común que la causa tras la aparición de aftas o llagas en la boca se relacione con enfermedades importantes que afectan la salud general de un individuo. Así pues, tenemos que la enfermedad de Behçet, por ejemplo, es responsable de los trastornos inflamatorios que pueden llevar a que varios órganos de nuestros cuerpos se vean afectados, llevando a la aparición de úlceras.

Por otra parte, se ha descrito que la enfermedad inflamatoria intestinal y la enfermedad celíaca grave pueden llevar al mismo resultado sobre los tejidos bucales.
Deficiencias nutricionales
Seguir una alimentación adecuada, que nos suministre todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios, es sumamente importante para nuestra salud general. De hecho, se estima que la deficiencia de algunos de ellos, como pueden ser hierro, vitamina B y vitamina C, pueden generar la aparición de llagas en la boca.
Causas desconocidas
En el caso de las aftas (un tipo de lesión ulcerosa) aún existe un importante nivel de desconocimiento sobre sus orígenes. Lo que sí se sabe es que puede existir una relación entre ellas y una alteración en el funcionamiento del sistema inmunológico. Ello es debido a que existe una abundante presencia de células en las aftas que están relacionadas con nuestro sistema inmunológico.

Tratamiento para las llagas en la boca

Como te hemos comentado antes, algunos tipos de llagas en la boca (principalmente las aftas) suelen curarse solas al pasar un período corto de tiempo, sin necesidad de aplicar acciones específicas, para contrarrestar la alteración o sus síntomas. Sabiendo esto, muchos profesionales de la salud y los mismos pacientes estiman que será mejor esperar a que sus propios organismos hagan uso de sus capacidades de regeneración.

Cuando los síntomas son muy severos y el dolor impide o dificulta en gran medida tragar alimentos, se aplicarán medidas dirigidas a disminuir las molestias, mitigar la inflamación, potenciar las capacidades de regeneración de tejidos y prevenir sobreinfecciones. Para ello, se recomendarán un conjunto de fármacos, los cuales deberán tomarse bajo seguimiento y control del médico tratante.

En los casos en los que las úlceras se hayan derivado de traumatismos físicos por piezas dentales ásperas o con partes afiladas, deberán alisar sus superficies y tratar directamente la llaga producida. Con esto se evitarán también posibles reincidencias.

Si una enfermedad sistémica o local ha llevado a la presencia de ampollas, resultará necesario tratar sus orígenes antes de emprender cualquier tipo de medida contra sus signos. Al resolver su causa, deberían desaparecer las lesiones al poco tiempo.

Consulta tu caso – 1ª Visita gratuita

En la Clínica dental en Valencia CEMEQ te ofrecemos tratamientos avanzados para contrarrestar los síntomas relacionados con las llagas en la boca, así como una gran diversidad de enfermedades, alteraciones funcionales y problemas estéticos que te impidan disfrutar al máximo de los efectos de tu sonrisa.

En nuestra clínica contamos con los equipos tecnológicos más modernos y con la profesionalidad y el trato humano de nuestros especialistas. Nuestros expertos harán que sientas una confianza y un bienestar que solo puede otorgar una clínica de referencia como la nuestra en Valencia.

Te invitamos a contactar con nosotros para que puedas conocer lo que tenemos para ti. ¡Pide tu cita ya y permítenos poner a tu disposición nuestra invaluable experiencia en el cuidado de la salud bucodental! Te esperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *