Piercing en la lengua: indicaciones del dentista

Piercing en la lengua

La utilización de piercing en la lengua es una tendencia con bastante auge en los últimos tiempos, pero sus referentes más antiguos se encuentran en sociedades esquimales, en las cuales se perforaba el tejido que separa ambas fosas nasales y se insertaban adornos llamativos. Esta tradición tenía varios fines, entre los que se encontraban aspectos estéticos, pero sobre todo se usaban para indicar que se había superado la adolescencia y se había entrado en la edad adulta.

En las sociedades americanas precolombinas se extendió el uso de ornamentos faciales, principalmente en la zona de la nariz, labios y orejas. El tipo de material utilizado y las características del diseño denotaban la posición que cada individuo ocupaba dentro de la comunidad. En consecuencia, quienes utilizaban los piercings más costosos y elaborados solían ser los que contaban con más poder.

En la actualidad, el uso de adornos insertados bajo la piel tiene, principalmente, cuatro tipos de usos: para resaltar la estética facial o corporal de su usuario; para indicar pertenencia a una determinada religión o subcultura; con fines eróticos o sexuales; como tendencia de la moda en un momento determinado.

Entre las distintas clases de piercings, encontramos que los que se introducen en la lengua son unos de los más populares. Los mismos tuvieron un auge importante durante la década de los noventa del siglo XX, en parte por la influencia de la famosa cantante Mel B, del grupo de música Spice Girls. Sin embargo, durante los inicios del siglo XXI sigue habiendo muchas personas que lo utilizan.

Un piercing en la lengua hace referencia al procedimiento de perforación lingual, empleando una o más agujas higiénicamente aptas, así como al propio adorno que se introduce en el espacio abierto. Si bien esta es la modalidad más común de piercing en la lengua, y también la más segura, que supone la apertura de un orificio vertical en el centro de la lengua, existen otras variantes, tales como la orbital y la superficial.

¿Cómo se aplica un piercing en la lengua?

El procedimiento para perforar la lengua es muy sencillo y rápido, pudiendo ejecutarse adecuadamente en unos pocos minutos. En este caso, se requiere desinfectar el área a tratar con sustancias tópicas, tales como enjuagues bucales de acción antibacteriana. Luego, se deberán señalar los puntos por los que deberá pasar la aguja o las agujas, empleando marcadores quirúrgicos que deberán eliminarse posteriormente.

Antes de insertar la aguja en la lengua, la misma deberá sujetarse firmemente, empleando fórceps u otros dispositivos sanitarios, para evitar que se produzcan daños innecesarios sobre ella u otros tejidos bucales como resultado de la realización de movimientos involuntarios. A continuación, se traspasará la lengua con un movimiento rápido y a su vez se colocará la joya que adornará la zona.

¿Cómo es la recuperación del piercing en la lengua?

La fase de recuperación de este tipo de procedimiento suele ser bastante corta, pues la mucosa y los otros tejidos blandos de la boca se caracterizan por cicatrizar muy rápido. No obstante, es común que se presenten molestias e inflamaciones no deseadas. Por otra parte, ha ocurrido que la presencia de bacterias en la boca puede producir infecciones, complicando la salud del paciente.

El procedimiento antes indicado se considera poco invasivo, puesto que no genera daños significativos con una buena aplicación. Esto no significa que sea completamente seguro, por lo que deberán seguirse los cuidados que establezca la persona que haya aplicado el piercing, así como las previsiones y medidas de recuperación que te sugieren los especialistas en el área de la salud oral.

Recomendaciones de los especialistas

La decisión de utilizar o no un piercing en la lengua solo dependerá de su potencial usuario, por lo que normalmente no existirá ningún tipo de objeción por parte de estos profesionales, salvo en los casos en que los peligros de aplicar esta opción estética superen los beneficios esperados, en especial por presentar enfermedades sistémicas o locales muy importantes.

Por lo general, los odontólogos alertamos sobre los perjuicios que pueden causar los piercings linguales sobre tu salud y funcionalidad oral. Además, te presentarán una serie de medidas a seguir para evitar que se produzcan daños importantes que afecten a tu bienestar antes, durante y después de la intervención.

¿Cuáles son las posibles consecuencias adversas de los piercings en la lengua sobre tu salud oral?

Los odontólogos y otros especialistas sanitarios de disciplinas relacionadas solemos recomendar no utilizar piercings linguales o labiales, puesto que se ha comprobado que los mismos afectan de manera importante a tus condiciones orales. De hecho, se estima que cerca del 40 % de los usuarios de dichos piercings contarán con una o más de las alteraciones que a continuación te indicamos:

Retracción de la línea de encía

Esta es probablemente la principal consecuencia no deseada de utilizar piercings en la lengua. Cerca de un 20 % de los pacientes que los utilizan han notado cómo la línea de la encía ha retrocedido como producto de la fricción que puede generarse entre ese tejido y el cuerpo extraño que se ha dispuesto en la boca.

Cuando esto pasa, puede llegar a aumentar la sensibilidad dental ante alimentos y bebidas muy frías o calientes, así como pueden exponerse las raíces de los dientes a infecciones bacterianas que afectarán al hueso maxilar o mandibular y llevarán a que las piezas dentales se aflojen e incluso caigan con facilidad.

Pérdida del sentido del gusto y sensibilidad lingual

La aplicación de piercings entraña un peligro importante para tu capacidad de sentir texturas de alimentos y bebidas, así como percibir adecuadamente sus sabores. Al perforar la lengua es común que se dañen las papilas gustativas, las cuales se encargan de percibir los sabores. También afecta a las terminaciones nerviosas, siendo estas las responsables de transmitir al cerebro tanto la información proveniente de las papilas, como la sensación táctil del área.

Estas afecciones suelen ser de carácter permanente, por lo que, al retirar el piercing y dejar que la perforación cierre, continuarán afectándote.

Ruptura de dientes

Otra consecuencia muy común se encuentra en la ruptura de dientes como resultado de la presión constante del piercing contra las caras interiores de esas estructuras, así como cuando el mismo obstaculiza los esfuerzos masticatorios al ubicarse entre arcadas superior e inferior.

En algunos casos, los daños producidos en los dientes pueden ser superficiales, haciendo que se resuelvan empleando resinas u otras sustancias. En otras ocasiones, el daño dental puede ser muy significativo, haciendo que se fracture alguna pieza y que se vea afectada por bacterias, provocando que, en el peor de los casos, el diente deba extraerse.

Maloclusiones

La presencia de un piercing en la boca puede hacer que se modifique sustancialmente la posición y la orientación de los dientes, complicando la adecuada oclusión de la mandíbula y el maxilar. Esto traerá como consecuencia que la mordida se altere, que aumente la tensión sobre la articulación temporomandibular y que se presenten dolores de cabeza y cuello, así como que exista una peor higiene dental como consecuencia de la acumulación de placa en nuevos resquicios o solapamientos de piezas.

Si lo anterior ha ocurrido, tendrás que emplear brackets para corregir el posicionamiento dentario, así como otras acciones que te recomiende el especialista.

Cuida tu salud bucodental en la Clínica dental CEMEQ

En la Clínica dental CEMEQ contamos con un equipo formado por los odontólogos y otros profesionales relacionados con el cuidado y preservación de la salud oral más experimentados y cualificados para ofrecerte los tratamientos que requieres. Cada una de las acciones que llevamos a término tiene como propósito conservar las mejores condiciones de los elementos bucodentales de cada paciente, así como aplicar las medidas correctivas más convenientes en caso de que se requieran.

La utilización de los equipos más modernos de detección y el instrumental sanitario más efectivo te ofrece la tranquilidad y confianza que necesitas en cada una de tus visitas. Asimismo, disponemos de amplias y agradables instalaciones en pleno corazón de Valencia, con un mobiliario cómodo y unas condiciones higiénicas óptimas.

Te invitamos a conocer todo lo que podemos ofrecerte a ti y a tu familia. ¡No esperes más y contáctanos! Nuestro equipo te espera siempre con la mejor disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *