Candidiasis oral: qué es, tipos y cómo prevenirla

candidiasis-oral

Cuando el hongo candida albicans se desarrolla en exceso y el sistema inmunitario no es capaz de combatirlo, puede transformarse en candidiasis oral.

Si esta infección no se trata a tiempo, es probable que surjan inconvenientes a nivel bucodental y en la salud en general. Aun así, no tienes de qué preocuparte, en el Centro Quirúrgico CEMEQ nos encargamos de tratar cualquier dolencia que puedas estar sufriendo.

Si quieres profundizar un poco más en este tema y descubrir cómo evitar la propagación de la candidiasis oral, ¡sigue leyendo!

¿Qué se conoce como candidiasis oral?

Esta infección se da en la parte blanda de la boca y puede encontrarse en la lengua, en el interior de las mejillas o incluso llegar hasta la garganta, el paladar, las amígdalas y/o encías.

Se identifica por unas manchas blancas de aspecto cremoso que aparecen en la lengua a cualquier edad, aunque aparece con mayor probabilidad en personas inmunodeprimidas. 

¿Qué tipos de candidiasis oral existen?

Existen diferentes tipos de candidiasis oral:

  • Candidiasis pseudomembranosa aguda

Surge con más frecuencia en recién nacidos, niños y adultos inmunodeprimidos. Se caracteriza por la formación de pequeñas gotas blanquecinas que se caen al raspar, dejando en la mucosa oral una zona enrojecida.

  • Candidiasis pseudomembranosa crónica

Es parecida a la anterior, pero tarda más tiempo en desaparecer.

  • Candidiasis eritematosa aguda

La menos frecuente de las tres, y puede aparecer tras tratamientos prolongados que destruyen la flora bacteriana.

¿Qué síntomas desencadena la candidiasis oral?

La sintomatología característica de esta patología se basa en las lesiones blanquecinas, aunque existen otros indicios: 

  • Las formaciones de placas blancuzcas en el centro de las mejillas y en la lengua.
  • Enrojecimiento, sensación de ardor o inflamación de las mucosas orales.
  • Sangrado en dichas lesiones blancuzcas.
  • Disminución del sentido del gusto.
  • Aparición de pequeñas grietas en la comisura de los labios.
  • Sequedad bucal.
  • Sensación algodonosa en la boca.

En casos mucho más graves, como los vinculados al cáncer o a un sistema inmunitario debilitado a raíz del VIH o sida, estas lesiones pueden propagarse hacia el esófago. Si esto ocurre, puede experimentarse, además, la sensación de que los alimentos se quedan atascados en la garganta.

Esta infección se transmite también durante el amamantamiento, pudiendo ir y venir entre el pecho de la madre y la boca del bebé. Las mujeres cuyos senos están infectados podrían padecer:

  • Pezones rojos o propensos.
  • Piel escamosa cerca del pezón.
  • Dolor inusual durante el amamantamiento.
  • Dolores punzantes en la mama.

¿Qué factores provocan la candidiasis oral?

La candidiasis oral suele aparecer por:

  • Sistemas inmunitarios débiles

Esta situación puede darse en bebés, ya que por su edad temprana es muy común que todavía no hayan formado buenas defensas. En los adultos, la inmunodepresión puede deberse a patologías sistémicas o darse también en aquellas personas con órganos trasplantados.

  • Algunas afecciones bucodentales

El uso de prótesis o dentaduras postizas puede minimizar la segregación usual de saliva. Cuando la sequedad bucal es constante, existe un mayor riesgo de desarrollar esta infección.

¿Cuál es el tratamiento para la candidiasis oral?

El tratamiento de esta infección se fundamenta en tres pilares: 

  • Elaboración de un diagnóstico precoz y certero de la infección. 
  • Corrección de los componentes facilitadores o de las patologías subyacentes.
  • Intrepidez del tipo de infección candidiásica.

Una vez que se obtiene la información necesaria, se procede a determinar la causa de origen y establecer el tratamiento necesario.

De este modo, se establece los siguientes casos:

  • Al tratarse de niños, adultos saludables o inmunodeprimidos, se propone la utilización de medicamentos antifúngicos, que pueden encontrarse en diferentes presentaciones como pastillas o en líquido.
  • Al tratarse de madres que se encuentran amamantando, se recomienda el uso de medicamentos antifúngicos leve para el recién nacido y una crema antifúngica para los senos de las madres.
  • Al tratarse de casos más leves, puede llegar a controlarse restableciendo la estabilidad de la flora bacteriana de la boca. 

¿Cómo se diagnostica la candidiasis oral?

El diagnóstico dependerá de la localización e identificación de la tipología. No obstante, puede englobarse en dos modalidades: 

  • Cuando afecta la boca

Para obtener un resultado certero el odontólogo puede:

  • Examinar la boca para identificar posibles lesiones.
  • Tomar una pequeña muestra de las mismas por medio de un raspado.
  • Examinar dicha muestra en un microscopio.
  • Emitir una investigación física y estudios clínicos específicos. 
  • Cuando afecta el esófago

Para contribuir con el diagnóstico, el médico puede indicar:

  • Una biopsia para establecer qué bacterias u hongos existen.
  • Un examen endoscópico, mediante el cual se revisa el esófago, el estómago y la parte superior del duodeno por medio de un tubo flexible alumbrado que tiene una cámara en la punta.
  • Una exploración física para detectar cualquier posible patología no diagnosticada que podría estar provocando la candidiasis oral en el esófago.

La finalidad de cualquier procedimiento es detener la propagación rápida de hongos y erradicar las causas, no obstante, el mejor enfoque puede depender de la edad, el estado de salud general y la causa de la infección.

¿Se puede prevenir la candidiasis oral?

Si sigues estos tips, tendrás la posibilidad de evitarla: 

  • Cepíllate después de cada comida

Cada vez que ingieras un alimento debes cepillar tu cavidad bucal, es decir, los dientes, la lengua y las encías. 

Si quieres, puedes añadir a tu limpieza diaria la utilización de otros utensilios de limpieza, como enjuagues bucales, hilos dentales y raspadores linguales, ya que la candidiasis puede aparecer en la lengua. 

  • Sigue una dieta baja en azúcar

Dado que el azúcar estimula el incremento de este hongo, se recomienda reducir su consumo. Puedes incluir en tu dieta alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que ayuden a fortalecer tu salud bucodental.

La rutina alimentaria debe estar planificada para reforzar la flora y el sistema inmunitario en general. En el desayuno puedes integrar infusiones a base de hierbas, cereales integrales y un complemento de probióticos. Recuerda consumir mayor cantidad de hortalizas, hojas verdes, ajo, jengibre y demás antifúngicos. 

  • Acude a las revisiones con el dentista

Es muy importante que acudas regularmente a tu odontólogo para que haga una evaluación adecuada de tu caso y detectar cualquier infección o patología.

Remedios caseros para contrarrestar la candidiasis oral

Estos consejos no reemplazan los medicamentos sugeridos por los odontólogos, pero son un buen complemento para atenuar los indicios de la candidiasis oral:

  • Bicarbonato de sodio

Un enjuague elaborado con este producto es uno de los remedios para la candidiasis oral debido a sus características desinfectantes y antifúngicas. Puedes disolver ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia y hacer gárgaras alrededor de tres minutos; después escupe el enjuague y repite de dos a tres veces al día.

  • Yogur natural con probióticos

Este cultivo de “bacterias buenas” actúa de manera positiva en el control del incremento desmedido de la cándida. Además, ayuda a restaurar la estabilidad de las bacterias saludables de la boca. Puedes consumir dos yogures naturales al día, pero asegúrate de que esté libre de azúcar, ya que esta sustancia “alimenta” las levaduras.

  • Zumo de limón

El zumo de limón posee componentes antisépticos y antimicóticos. Puedes combinar el zumo de limón con agua tibia y hacer enjuagues tres o cuatro veces al día; o hacer un té y consumirlo en ayunas.

  • Cúrcuma

La cúrcuma tiene efecto antifúngico, lo cual acelera la recuperación de la candidiasis oral. Puedes calentar una taza de agua con ½ cucharadita de cúrcuma e ir tomándola poco a poco, aproximadamente unas dos a tres veces al día hasta aliviar la infección.

CEMEQ: tu solución a la candidiasis oral

En el Centro Quirúrgico CEMEQ tendrás atención personalizada, tecnología y equipos de vanguardia, además de profesionales cualificados con una extensa experiencia en el área de Medicina Estética, Cirugía Plástica y Dental.

Nuestro equipo escuchará tus inquietudes y te propondrá las mejores soluciones y servicios, teniendo en cuenta tus necesidades personales.

Si quieres ponerle punto final a la candidiasis oral, solicita una cita con nosotros en nuestra clínica dental en Valencia.

¿A qué estás esperando para contactarnos? ¡La primera visita es gratis!

Un comentario de “Candidiasis oral: qué es, tipos y cómo prevenirla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *