Caries: qué son y cómo tratarlas

caries-tratamiento

¿Tienes caries y no sabes qué hacer? No te preocupes, ¡has llegado al lugar correcto! Este fenómeno constituye una de las afecciones dentales más habituales. En el centro quirúrgico CEMEQ hallarás la solución a cualquier tipología y el tratamiento más adecuado para ti. 

Si quieres conocer con mayor profundidad qué puede desencadenarlas o cómo tratar las caries, ¡sigue leyendo!

¿Qué se conoce como caries?

Son unos agujeros que perjudican negativamente cualquier área dental. Aparecen especialmente en adultos mayores, niños y jóvenes, pero también en bebés. Si no se tratan a tiempo, pueden penetrar y atacar las capas más profundas de la dentadura. 

¿Cuáles son los síntomas de las caries?

La sintomatología suele variar según el tamaño y la localización. Cuando empieza a formarse una caries, es posible no presentar síntomas, pero con el paso del tiempo aparece: 

  • Molestia esporádica en la dentadura. 
  • Sensibilidad.
  • Incomodidad en el momento de ingerir, morder, tomar algo dulce, caliente o frío.
  • Agujeros de diversos tamaños, manchas marrones o negras distribuidas en cualquier zona del diente afectado.
  • Abscesos dentales.
  • Inflamación o pus.
  • Alteraciones en la posición y estructura de los dientes adyacentes.

¿A qué se debe la formación de la caries?

Este fenómeno tiene un proceso de desarrollo y evolución con el tiempo, y las posibles causas de su origen son:  

  • Por aglomeración de placa dental

Cuando los dientes no tienen una buena higiene bucodental producen bacterias nocivas y crean una capa transparente y pegajosa. Con el tiempo, esta puede ocasionar no solo la aparición de sarro, sino su endurecimiento, permaneciendo así bajo la encía o sobre ella. 

  • Por la supresión del esmalte

Esto ocurre cuando los ácidos que produce la placa eliminan totalmente los minerales y el calcio de los dientes, dando acceso al proceso de erosión y ocasionando ciertas aberturas en el esmalte. 

Cuando el inicio está en proceso y no se trata a tiempo, puede traspasarse a la siguiente capa llamada dentina. Generalmente, esta capa suele ser más blanda que la anterior y menos resistente a los ácidos. 

  • Por no tratarse a tiempo

A medida que se va formando este fenómeno y al no recibir la atención necesaria, los agentes nocivos como el ácido continúan su marcha y se profundizan cada vez más en el interior del diente, pudiendo tocar los nervios y/o vasos sanguíneos. Al no existir el espacio suficiente para que la inflamación se expanda, el nervio se oprime, lo que produce molestias que pueden extenderse fuera de la raíz y llegar hasta el hueso.

  • Por componentes adyacentes
    • Lugar: suelen aparecer en los dientes traseros debido a los surcos, hoyos, grietas y raíces que poseen los mismos.
    • Consumir frecuentemente alimentos o bebidas como leche, miel, helado o azúcar, entre otros, puede aumentar la probabilidad de crear bacterias dañinas.
    • Carencia de flúor: este mineral se crea de manera natural y ayuda con la prevención de patologías bucodentales; además es capaz de restituir las primeras etapas del daño dental. 
    • Edad: en ciertas edades los dientes y encías pueden desgastarse y terminan extrayéndose, lo que produce mayor vulnerabilidad al deterioro de las raíces dentales. 
    • Boca seca: al no producirse la salivación, no se puede neutralizar la sustancia emitidas por los agentes nocivos, originando la aparición de este fenómeno dental. 
    • Dispositivos dentales: estas herramientas pueden debilitarse, desajustarse, romperse o formar bordes rugosos con el paso del tiempo. Esto provoca la acumulación excesiva de placa, dificultando su remoción y dando paso a la formación de caries debajo de ellos.
    • Trastornos por la ingesta de alimentos: puede producir no solo erosión dental, sino profundizar las caries.

¿Qué tipologías de caries existen?

Existen diferentes tipos de caries:

  • Según el área de la dentadura donde aparecen

Esta primera categoría engloba:  

  • Caries en la corona: la más frecuente, ya que esta es la zona donde los alimentos se quedan atrapados, damnificado esa parte visible del diente o con la que habitualmente se ejecuta la función masticatoria. 
  • Caries radicular: aquella que afecta de forma directa a la raíz del diente. Suele ser la más agresiva y una de las principales razones de pérdida dental.
  • Caries interproximal: una de las más difíciles de identificar y se forma en la zona interdental. 
  • Caries recurrente: es la que reaparece cerca o en medio de un empaste dental. 

 

  • Según el fragmento del diente que se ve afectado

Esta segunda categoría se puede distinguir por: 

  • Caries de esmalte: la lesión más frecuente; se genera cuando el área del esmalte se ve afectada. Se identifica por la aparición de manchas blancas o negras en el área dental.
  • Caries de dentina: esta tipología perjudica a la capa que se halla tras el esmalte. Se representa por un color amarillento y se debe a fuertes desgastes, erosión dental o caries en estado más avanzado. 
  • Caries rampante: una lesión fulminante que evoluciona con gran velocidad. Causa muchos estragos en el equilibrio del diente afectado y a través de su rápido progreso la infección puede llegar hasta la pulpa y los tejidos internos de la corona, provocando necrosar el nervio y la pérdida del diente. 

Tratamientos para las caries

Para eliminar una caries, el odontólogo debe considerar la profundidad de la lesión y el lugar preciso de su localización. No obstante, en nuestro centro solemos ejecutar: 

  • Empaste dental

Normalmente es el método más adecuado y sencillo de atacar las caries que están afectando al esmalte e incluso a la dentina; también las caries de corona o interproximales.

Consiste en suprimir el tejido dañado por medio de una herramienta de cabeza rotatoria que permite la extracción. Posteriormente, se sella la cavidad con una resina de composite, devolviendo la estética y la funcionalidad a la pieza.  

  • Endodoncia

Para aquellos casos en los que la caries amenaza con lesionar el tejido pulpar o nervio. El tratamiento se basa en la supresión del nervio necrosado y en el sellado posterior del área afectada. 

En algunos casos, tras este procedimiento se debe restablecer la pieza dental afectada a través de la colocación de una incrustación dental o, en su defecto, de una corona dentaria.  Después de su aplicación, el diente afectado recupera su funcionalidad y vitalidad.

  • Pulpotomía o pulpectomía

Este tratamiento se utiliza cuando la caries ha logrado dañar un diente de leche y es muy similar a la realización de una endodoncia. Su objetivo es impedir la pérdida prematura de una pieza temporal y evitar la aparición de ciertos problemas de oclusión cuando suceda el crecimiento o desarrollo de los dientes definitivos. 

  • Sustracción dental  

En los casos más severos, y cuando ya no se puede hacer nada más, el odontólogo opta por la sustracción y la colocación de un implante dental que restituya el diente perdido. Esta situación es frecuente en aquellos pacientes que no asisten a sus consultas programadas o que sufren caries interproximales.

¿Existe alguna manera de prevenir la caries?

La buena higiene bucal, así como las consultas programadas, resultan ser el mayor factor para contrarrestarlas. Existen ciertos tips que pueden mejorar la prevención de este fenómeno:

  • Cepíllate tres veces al día o después de cada comida; puedes hacerlo con una pasta dentífrica que contenga flúor.
  • Perfecciona el cepillado diario con el uso del hilo dental y los enjuagues bucales.
  • Cambia tu cepillo cada tres meses.
  • Hazte limpiezas dentales y exámenes bucales regulares; puede ayudar a prevenir y/o detectar cualquier afección a tiempo. 
  • Opta por la utilización de selladores bucodentales. 
  • Ingiere alimentos saludables y nutritivos para tu dentadura. 
  • No comas alimentos duros, pequeños o que puedan quedarse atascados en medio de los surcos dentales. 

Despídete de las caries en el Centro Médico y Quirúrgico CEMEQ

En nuestro centro médico y quirúrgico encontrarás tecnología de vanguardia y de última generación. Tendrás a tu disposición tratamientos especializados, más rápidos y efectivos para cubrir tus necesidades.

Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado y en constante formación para resolver las anomalías que ponen en peligro tu salud bucodental a corto y/o largo plazo. 

Si quieres ponerle fin a las caries… ¡No dudes en contactarnos! Recuerda que la primera consulta es gratis.

¿A qué esperas para solicitar una cita con nosotros? Te esperamos en la clínica dental en Valencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *