Lengua blanca: qué es y por qué aparece

lengua-blanca

¿Notas tu lengua blanca? Muchas personas se enfocan exclusivamente en el cuidado de los dientes, pensando que la salud bucodental solo gira alrededor de eso y pasan por alto el color de la lengua. 

En el Centro Quirúrgico CEMEQ nos fijamos hasta en el más mínimo detalle, por ello, sabemos con exactitud que la lengua funciona como un indicador infalible para determinar el estado actual del organismo y la detección temprana de un sinfín de patologías. 

Si quieres conocer más sobre este tema te invitamos a que sigas leyendo y descubras cómo mantener bajo control las posibles afecciones que desencadena esta capa blanquecina de la lengua.

¿Qué se conoce como lengua blanca?

Esta condición se genera como consecuencia del incremento e inflamación de las papilas que se hallan en el área de la lengua. El aspecto blanquecino no es más que la acumulación desmedida de tejido, células muertas, bacterias y pequeños restos de comida.

Su presencia se debe a una mala higiene en esta zona, por lo que uno de sus principales tratamientos es mantener una buena limpieza dental e implementar hábitos que impidan su posterior desarrollo. 

¿Por qué tengo la lengua blanca?

Solo un profesional especializado en el área de la odontología podrá emitir un diagnóstico adecuado basándose en la revisión de la zona afectada, el historial clínico del paciente, los hábitos y los posibles factores de su desarrollo. Las razones más comunes por las que se da la lengua blanca son:

  • Liquen plano oral

Es una afección inflamatoria que puede influir en la boca y provocar que aparezcan parches blancos gruesos de piel en la lengua. Dichos parches pueden aparecer junto con otros indicios, incluyendo úlceras y dolor en las mejillas y encías.

  • Leucoplasia

Esta patología es causada por irritantes como el tabaco y el alcohol, aunque también puede deberse a afecciones inflamatorias e irritación en la dentadura. Cuando no se trata a tiempo, puede desencadenar la formación de parches blancos y gruesos en la lengua y boca. 

  • Hongos en la cavidad bucal

La existencia de ellos produce esta capa blancuzca en la lengua; es el caso de la candidiasis oral, que genera ciertos parches blancos en la boca y la lengua. 

Las personas inmunodeprimidas tienen más probabilidades de desarrollarla. Esto incluye a personas que han tomado recientemente antibióticos, o se han sometido a quimioterapia, o están ante el uso de dentaduras postizas. Además de los signos linguales, se pueden crear aftas bucales o llagas en la lengua. 

  • Carencia de higiene bucodental

Recuerda que tu objetivo es erradicar completamente las bacterias de la boca, con el propósito de reducir el riesgo de sufrir caries y otras patologías bucodentales. Con un cepillado adecuado mejorarás de forma eficaz esa capa blanca de la lengua.

Cada vez que te cepilles separa tu boca en cuatro cuadrantes y cepilla cada uno de ellos alrededor de cuarenta segundos. Después, limpia la lengua y la cara interna de las mejillas.

  • Patologías del estómago

El color blanco de la lengua es causado por algún problema en el estómago, como gastritis u otras patologías estomacales; el cambio del tono natural de la lengua está entre uno de los síntomas. Aparte de esto, se presentan señales como dolor estomacal, náuseas, hinchazón, entre otros. En caso de que también sientas la boca pastosa puede deberse a algún problema a nivel intestinal.

  • Patologías del hígado

Las patologías hepáticas también se perciben por medio de la lengua. Una vez que ocurre cualquier problema en el hígado se crean una pluralidad de “alarmas” en diferentes partes del cuerpo, y la despigmentación a un color blanquecino en la lengua es uno de ellos. Aunque pueden ser diferentes causas, generalmente se trata del hígado graso.

  • Déficit nutricional

La deficiencia de vitaminas y minerales es otra de las razones por las que la lengua puede verse alterada. Sigue una dieta mediterránea, sana y rica en frutas y vegetales, de esta manera recibirás todos los aportes nutricionales necesarios para disfrutar de una vida óptima. Como ves, la tonalidad blanca de la lengua no se debe exclusivamente a patologías bucodentales, sino también a enfermedades subyacentes a esta región.

Síntomas de la lengua blanca

La sintomatología puede variar, pero con frecuencia esta despigmentación genera:

  • Boca seca causada por ser respirador bucal o dormir con la boca abierta.
  • Deshidratación.
  • La irritación de los bordes afilados dentro de la boca como los dientes o frenillos.
  • Fiebre.
  • Papilas inflamadas o sequedad por deshidratación.

Si notas algún síntoma, no dudes en comunicarte de inmediato con nuestros odontólogos para que puedan examinar tu caso y planificar un tratamiento bucodental personalizado.

Tratamientos para la lengua blanca

Cada una de las causas de esta afección tiene un tratamiento especializado, por lo que dependerá de la condición del paciente. Sin embargo, se muestran las más comunes junto a su tratamiento correspondiente:

  • Sistema inmunológico débil: se soluciona incrementando las defensas tras el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales.
  • Candidiasis oral: se trata con medicamentos antifúngicos, principalmente en forma de gotas orales.
  • Inconvenientes hepáticos: se depura el hígado por medio de una dieta baja en grasas, rica en fibra y vegetales.
  • Fiebre: se debe ingerir acetaminofén o ibuprofeno, además de beber mucha agua para compensar la deshidratación.
  • Liquen plano oral: se contrarresta con corticosteroides.
  • Sífilis: se trata con penicilina, la cual mata las bacterias que ocasionan la patología. 

Remedios caseros para solventar la lengua blanca

A continuación destacamos algunos remedios caseros para tratar la lengua blanca:

  • Lávate con bicarbonato de sodio

Añade bicarbonato de sodio para alimentos a tu cepillo de dientes y cepilla la lengua, dientes y encías, como lo haces normalmente. Esto puede erradicar las bacterias e infecciones dañinas que causan la capa blanca, como es el caso de Streptococcus y Candida

  • Ajo crudo

Ingerir ajo crudo puede ayudar al cuerpo a contrarrestar las infecciones o cepas causadas por la Candida. Puedes comer un diente de ajo crudo completo todos los días, o picarlo y comerlo con un poco de aceite de oliva.

  • Aceite de coco

Este ingrediente contiene propiedades antibacterianas ideales para cuidar la higiene bucal. Para este tratamiento solo debes cepillarte muy bien la lengua con un poco de este aceite todas las mañanas, y luego lavarte con tu pasta dental habitual.

  • Raspa la lengua

Puedes higienizar tu lengua utilizando un limpiador lingual y, en caso de no tenerlo, opta por utilizar tu cepillo: pásalo suavemente de atrás hacia adelante y arrastrando las bacterias con cuidado.

El hilo dental y los cepillos interproximales son herramientas fundamentales para erradicar las bacterias que acaban escondiéndose en las zonas donde el cepillo no tiene acceso.

Para finalizar tu rutina diaria, puedes implementar el uso de un buen colutorio o enjuague dental. De esta forma estarás protegiendo tu cavidad bucal de manera completa.

  • Toma de probióticos

Los probióticos son cadenas de bacterias que combaten los microbios orales y resultan beneficiosas para el sistema digestivo. Se hallan en los alimentos fermentados, como el yogur, kéfir, chucrut o kimchi, entre otros.

  • Zumo de aloe vera

Por medio de las características antifúngicas, antibacterianas y antiinflamatorias, tiene la capacidad de contrarrestar la capa blanca que se forma en la lengua. Es recomendable optar por zumos de aloe vera natural o recién extraídos en lugar de los comerciales.

¿Cómo evitar que la lengua se vuelva blanca?

La mejor solución para la lengua blanca es llevar una dieta equilibrada y aumentar las defensas. Sin embargo, existen ciertos hábitos que puedes realizar:

  • Bebe al menos cinco vasos de agua al día.
  • Evita el consumo regular de refrescos y bebidas industriales. 
  • Consume vegetales crudos, como espinacas, pimientos, tomates, lechugas o cebolla.
  • Come frutas, y no solo aquellas con alto contenido de vitamina C.
  • Acude a las consultas programadas con tu odontólogo de confianza.
  • Disminuye el estrés.
  • Haz de manera periódica gárgaras con agua tibia después de cada comida; te ayudará a evitar la acumulación de restos de comida en la lengua y la boca.
  • Mastica alimentos duros, como las manzanas, guayabas, zanahorias, fresas y apio; es una manera natural de limpiar la lengua.

Trata la lengua blanca en el Centro Médico y Quirúrgico CEMEQ

En CEMEQ somos especialistas en medicina estética y dental. Contamos con un equipo altamente cualificado de profesionales que se encargará de examinar tu cavidad oral al completo y proporcionarte el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades y afecciones. 

Somos tu mejor aliado contra la lengua blanca, contáctanos y juntos solventaremos cualquier patología bucodental que pueda estar perjudicando tu salud oral.

¿A qué estás esperando para solicitar una cita con nosotros? ¡La primera consulta es gratuita! Te esperamos en la clínica dental en Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *