Atrofia maxilar (Superior e inferior)

La atrofia maxilar es un desgaste o pérdida importante del hueso maxilar que sustenta los dientes.
Las causas pueden ser múltiples. Desde un traumatismo por accidente, un tumo agresivo, quistes o malformaciones congénitas, a otras mucho más comunes y sencillas como una infección dental de tamaño moderado, una enfermedad periodontal o el simple hecho de haber perdido piezas dentales anteriormente, lo que causa un proceso de reabsorción alveolar y óseo. De hecho, la atrofia maxilar –o “falta de hueso”- es la causa más común de desestimar a un paciente de cara a un tratamiento de implantología dental.

Más información

Candidatos ideales a un tratamiento de atrofia maxilar

  • Personas que han sido desestimadas para un tratamiento de implantología convencional por falta de hueso
  • Personas edéntulas (sin dientes) o con los dientes en muy mal estado desde hace año

Dudas frecuentes sobre la atrofia maxilar

¿Cómo se trata?

Ante un caso de atrofia maxilar es fundamental un diagnóstico previo que permita evaluar y medir con total exactitud la cantidad y calidad del hueso remanente. Por ello, entre otras pruebas diagnósticas, será necesario un TAC 3D, con el fin de obtener una recreación exacta por ordenador y en tres dimensiones de la boca del paciente. Todo el proceso requiere de una minuciosa planificación quirúrgica por ordenador, que permite abordar el tratamiento de una manera sencilla para el cirujano, así como de un diseño por CAD-CAM de las piezas protésicas para asegurar al paciente resultados totalmente naturales y funcionales, y de alta estética.

Entre las diferentes técnicas que aplicamos en CEMEQ para rehabilitar a pacientes con atrofia maxilar están:

  • All-on-4: En pacientes con atrofia maxilar, permite aprovechar las superficies de la boca con suficiente densidad y calidad ósea para, con solo 4-6 implantes, rehabilitar oralmente toda una arcada y devolverle al paciente una dentadura completa, funcional y de alta estética. 
  • Implantes cigomáticos: Ante la falta de superficies óseas en el maxilar superior, estos implantes de una longitud mayor se anclan en la apófisis cigomática, a la altura del pómulo, que permite ofrecer a los implantes un excelente anclaje.
  • Implantes pterigoideos: En este caso, los implantes se colocan en la apófisis pterigoides, situada junto a la muela del juicio, una superficie de muy buena calidad. 
  • Implantes cortos: Hace uso de implantes de menor longitud que los habituales para aprovechar zonas de atrofia maxilar leve pero que ya no son aptas para la implantología convencional.  
  • Injertos óseos: Cuando no es posible recurrir a otras soluciones de implantología avanzada para aprovechar el hueso remanente del paciente, la solución está en generar más hueso de calidad en el que puedan anclar los implantes. El nuevo hueso a injertar puede ser hueso del propio paciente, o materiales biocompatibles. 
¿Puedo ponerme implantes si he han dicho en otro centro que no tengo suficiente hueso?

Sí. Nuestra área de Atrofia maxilar está especialmente diseñada para recuperar a pacientes desestimados en otros centros por no contar con hueso suficiente para poder ponerse implantes de la manera tradicional

¿Recuperaré todos mis dientes?

Sí. Los tratamientos de atrofia maxilar tienen como objetivo la rehabilitación oral del paciente, devolviéndole todas las piezas dentales perdidas, y permitiendo incluso recuperar una arcada completa a pacientes edéntulos (sin dientes)

¿Qué tardaré en tener dientes de nuevo?

Menos de un día, salvo en los casos más complejos de injerto óseo. En cemeq utilizamos técnicas con carga inmediata. Eso implica que la práctica totalidad de estos tratamientos permiten colocar al mismo tiempo el implante dental y las coronas que simulan ser un diente natural.

¿Son tratamientos aparatosos?

En líneas generales en absoluto, si bien el grado de complejidad dependerá de la técnica escogida. La mayoría de tratamientos de nuestra unidad de Atrofia maxilar están considerados como Implantología avanzada y son muy poco invasivos. Pese a requerir de las manos expertas de un cirujano maxilofacial, por lo que respecta al paciente son soluciones muy sencillas, cómodas y rápidas, incluso en casos complejos.

¿Qué dura el tratamiento?

Dependerá de la técnica utilizada. Algunos de nuestros tratamientos son de recuperación y estética inmediata. Otros, como el All-on-4, requieren esperar unos meses antes de colocar las prótesis definitivas, si bien el paciente disfrutará de dientes protésicos provisionales, funcionales y de alta estética, desde el primer día. Únicamente, por no contar con la misma resistencia que las prótesis definitivas, se recomienda no comer alimentos muy duros en esta primera fase del tratamiento.

Contacta con nosotros

Pide tu cita en cemeq y disfruta del tratamiento que más se adapte a tus necesidades.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellido*
Consentimiento*
Comunicaciones
Proceso de datos