Implantes
cigomáticos

Recupera la funcionalidad y estética de la arcada superior
de tu boca sin tener que recurrir a técnicas de injerto de hueso.
Disfuta de dientes nuevos con estética inmediata incluso en
casos de atrofia maxilar (falta de hueso) severa.

implantes-zigomaticos

¿Qué son los implantes cigomáticos?

Los implantes cigomáticos son una de las mejores alternativas para todas aquellas personas que desean rehabilitar totalmente (recuperar todos sus dientes) su arcada superior y no disponen de suficiente hueso para recurrir a la implantología convencional, evitando a otros tratamientos más largos, molestos y menos predecibles como los injertos óseos o la elevación de seno. Además, en la mayoría de los casos ofrece una rehabilitación con carga inmediata, permitiendo al paciente disfrutar de dientes nuevos desde el mismo día de la cirugía.

Tratamiento de Implantes Dentales

Está especialmente indicada para pacientes que no disponen ya de suficiente superficie de anclaje en el hueso maxilar para colocar implantes convencionales. En estos casos los implantes (generalmente dos, y de 30 a 52.5mm por los 8 a 14mm de los implantes convencionales) se anclan en la apófisis cigomática del hueso malar, en la zona de los pómulos, un área anatómica que no se reabsorbe nunca y por tanto presenta una excepcional superficie de anclaje para un implante.

Pese al tamaño de los implantes cigomáticos, el tratamiento no solo es muy predecible, con una tasa de éxito cercana al 100%, sino también rápido y cómodo para el paciente, con un plazo de recuperación mínimo y muy similar al de la implantología convencional.

Beneficios de los implantes cigomáticos

  • Recuperarás todos los dientes superiores en una única sesión quirúrgica
  • Disfrutarás de dientes fijos desde el primer día gracias a la carga inmediata
  • Evitarás un tratamiento más traumático y largo como el de injerto óseo o elevación de seno
  • Es un tratamiento altamente predecible, con una tasa de éxito cercana al 100%
  • Es un procedimiento rápido, que no requiere hospitalización
  • El tiempo de recuperación es mínimo, similar al de un implante normal

¿Cómo funcionan los implantes cigomáticos?

Pese a lo rápido del tratamiento, los implantes cigomáticos por su longitud y zona de anclaje en el hueso malar deben ser colocados siempre por un cirujano maxilofacial con un alto nivel de conocimiento de la anatomía facial.

De manera previa a la intervención, el paciente deberá someterse a una serie de pruebas diagnósticas, incluyendo un TAC 3D, con el fin de obtener una recreación en tres dimensiones de la anatomía facial del paciente. A partir de la misma el cirujano maxilofacial planificará quirúrgicamente por ordenador la intervención.

La intervención se hace con anestesia general o local con sedación. En primer lugar se hace el fresado para realizar los orificios óseos y posteriormente se colocan los implantes cigomáticos. Generalmente, y para casos de rehabilitación oral completa de una arcada, los implantes cigomáticos irán acompañados de otros implantes convencionales en la parte anterior de los maxilares, y en ocasiones también de implantes pterigomaxilares para lograr una mayor estabilidad de cara a soportar las fuerzas masticatorias.

El último paso de la cirugía, siempre que sea posible, es la carga inmediata de una prótesis híbrida. De este modo el paciente podrá disfrutar de dientes nuevos, funcionales y estéticos desde el primer día.

Para favorecer la cicatrización se puede realizar una terapia con plasma rico en plaquetas.

Unos tres meses después de la intervención el paciente deberá regresar a la clínica para la colocación, en un procedimiento sencillo que lleva apenas unos minutos y no requiere de ningún tipo de anestesia, de las prótesis definitivas.

Respecto al postoperatorio, las molestias que se puedan generar son fácilmente controlables con analgésicos y cualquier posible hematoma desaparecerá a los pocos días. Durante los meses que lleve la prótesis provisional se recomienda que el paciente mantenga una estricta higiene bucodental y se abstenga de comer alimentos duros hasta la colocación de la prótesis definitiva, más resistente a las fuerzas de masticación

Candidatos ideales para este tipo de implantes

  • Personas con un grado de reabsorción o atrofia del maxilar superior incompatible con la implantología convencional tras la pérdida de piezas dentales
  • Personas con defectos anatómicos que comprometerían la supervivencia de los implantes en la zona maxilar
Implantes cigomáticos

Dudas frecuentes sobre los implantes cigomáticos

¿Podré recuperar los dientes aunque tenga poco hueso en la boca?

Sí. Los implantes cigomáticos se anclan en una superficie ósea, la apófisis cigomática del hueso malar, a la altura del pómulo, que no se reabsorbe y presenta un excelente anclaje.

¿Quién puede hacer esta intervención?

Exclusivamente un cirujano maxilofacial, asistido en todo el proceso por un anestesista y un protésico dental.

¿Es una técnica predecible?

Si. Y el porcentaje de éxito es cercano al 100%

¿Cuántos implantes me pondrán?

Dependerá de la anatomía del paciente. Para una rehabilitación completa suele ser necesario acompañar los dos implantes cigomáticos de un mínimo de dos implantes más, ya convencionales.

¿El proceso de recuperación es largo?

En absoluto. El paciente podrá dormir en casa y las molestias que pueda tener son controlables perfectamente con analgésicos. Por lo demás, la recuperación es mínima y muy similar a la de un tratamiento de implantología convencional.

¿Podré comer de todo?

Cuando tenga la prótesis definitiva, si. Mientras el paciente esté usando la prótesis provisional, debido a su menor dureza está desaconsejado comer alimentos duros para evitar posibles roturas.

En pocas palabras...

  • Tiempo de intervención: 1 hora
  • Tiempo de hospitalización: No se requiere
  • Tipo de anestesia: General o Local con sedación
  • Tiempo de recuperación: Inmediata
  • Tiempo de tratamiento: 3 meses
  • Tiempo de resultados: Permanentes






    Contacta con nosotros

    Pide tu cita en cemeq y disfruta del tratamiento que más se adapte a tus necesidades.

    Dirección

    Gran Vía Marqués del Turia, 37. Bj. Dcha.

    46005 VALENCIA

    Contacta con nosotros

    T. 963 059 010

    T. 621 219 822

    info@clinicaCEMEQ.es